With you since 2008         14 days retuns       2 years warranty       (+34) 963234151      

Search articles

Cart  

No products

$ 0.00 Shipping
$ 0.00 Tax
$ 0.00 Total

Prices are tax included

Cart Check out

Manufacturers

Juegos RPG, puzzle, de casino… ¿necesitan smartphones potentes? Cuál elegir

Published on 01/13/2020

Hace un par de décadas, el teléfono móvil servía para hacer llamadas, enviar y recibir SMS y para alguna otra cosa como poner una alarma o utilizar como linterna. Aunque hoy día muchos adultos siguen haciendo prácticamente el mismo uso, la inmensa mayoría ha convertido el smartphone en el epicentro de su vida: no sólo sirve para comunicarse, sino también para consumir contenido, capturar momentos con sus espectaculares cámaras y sobre todo, para jugar. Es por eso que, tanto grandes como pequeños, lo ponen en el primer lugar en su lista de deseos navideños, es por eso que gran parte de los regalos que han traído Papá Noel o unos Reyes Magos adinerados han sido smartphones.

Los más pequeños los usan sobre todo para jugar en cualquier momento. Tanto si el terminal es de su propiedad como si es de los adultos, tienen instalados, por encima de todo, numerosos juegos, aunque también, y cuanto más baja el rango de edad, el video en streaming se posiciona como segundo uso favorito. Sea consumiendo videos YouTube o diferentes plataformas bajo suscripción como Netflix, HBO o Amazon Prime Video, los menores utilizan el smartphone para seguir sus series favoritas, o, en el caso de YouTube, para ver gameplays y unboxings de los productos y videojuegos estrella.


Sin embargo, el juego se encuentra presente en todas las etapas de la vida, desde la preescolar hasta la vejez, y de hecho los jubilados pasan casi más horas jugando que los adolescentes. El smartphone hace mucho la función de videoconsola de bolsillo pero no todos valen. Muchas veces nos hemos decantado por los modelos económicos como regalo y el receptor no ha podido siquiera descargar su juego favorito. Juegos hay para todos los gustos pero también con diferentes requerimientos. Los principales problemas que nos solemos encontrar con los juegos si un terminal no es muy potente o demasiado básico son la falta de memoria interna para poder siquiera descargar un juego o ejecutarlo o un procesador demasiado lento como para ejecutar con fluidez las acciones.


Sin embargo, dependiendo de los juegos, los problemas pueden ser otros y afectarían indistintamente a smartphones de gama alta, media o baja: hay títulos que consumen un volumen de datos muy elevado porque necesitan descargar continuamente contenido de internet (Fortnite o Marvel Strike Force, por ejemplo). Aquí el problema se solucionaría con una tarifa de datos ampliada. Otros juegos consumen mucha batería o calientan el dispositivo, suelen ser los que tienen mucho movimiento visual, juegos puzzle, por ejemplo, que parece inofensivos y ligeros (y lo son) pero terminan en muy poco tiempo con la batería del mejor smartphone.

Por otra parte, los juegos de casino (no sólo de cartas sino también las actuales tragaperras temáticas de películas y series famosas como Jumanji o Narcos) suelen funcionar perfectamente en terminales más discretos. Por lo pronto desde una sola app se tiene acceso a un catálogo de unos 100 juegos diferentes (eso sí, requiere conexión a internet), pero además la pantalla es un poco más estática, lo que no resta jugabilidad ni emoción. La interactuación con la pantalla táctil es inferior porque, a pesar de ser juegos rápidos, sólo hay que tocar cuando se ha tomado una decisión, por lo que suelen funcionar sin excesivo gasto de batería o procesador, aparte de que en parte las apps de casino funcionan a modo de lanzadera y los juegos se encuentran en los servidores por lo que no utilizan demasiado espacio en el terminal. Tanto es así que, de hecho, se pueden jugar sin instalar la app, a través de su web móvil totalmente responsive, por ejemplo en terminales con Windows Phone (que todavía existen) o con sistemas operativos minoritarios.

Los juegos RPG, de aventura gráfica o de deportes, suelen ser los que precisan de smartphones para gamers de gama alta, lo mismo que sucede si el jugador prefiere las grandes pantallas: un ordenador de gama media no soportará cierto tipo de juegos, por eso existen los equipos gaming, especialmente creados para jugar o diseñar videojuegos. Los juegos tipo puzzle, de palabras o más mecánicos como los Angry Birds o Garden Scape pueden ser, la mayor parte de las veces, instalados en terminales más corrientes, y podremos ejecutarlos aunque la experiencia de juego suele ser peor porque irán lentos o a saltos. En función de nuestra paciencia, podremos o no jugarlos. Juegos de cartas (solitarios o de grupo, online o contra jugadores virtuales), o de tablero (el ajedrez), de casino, de preguntas y respuestas o de colorear por números, por ejemplo, serán títulos que seguirán manteniendo con vida nuestros terminales más antiguos o smartphones económicos.

A la hora de decantarse por unos u otros modelos, la marca es importante pero a lo que debemos prestar atención, elijamos una u otra, es al almacenamiento interno, cada vez más importante, ya que muchas aplicaciones exigen instalarse en el mismo terminal y no en una tarjeta micro SD. El problema de la batería siempre se puede resolver acudiendo a power Banks pero no el problema de almacenamiento. Lo mismo sucede con el consumo de datos: nuestro contrato siempre se podrá actualizar. Sin embargo, potencia del procesador o almacenamiento interno son irreversibles. En cuanto al tamaño de la pantalla, hay juegos que no lucen en pocas pulgadas, pero es una decisión muy personal en la que intervienen otro tipo de factores, como si cabe o no en un bolsillo o incluso si es fácil de manejar con una sola mano.

Comments

There are not comments.



Add a comment