Contigo desde 2008         14 días devoluciones       2 años garantía       (+34) 963234151      

Buscar artículos

Cesta  

Ningún producto

$ 0.00 transporte
$ 0.00 Impuestos
$ 0.00 Total

Precio final

Cesta Confirmar

Fabricantes

La banda de 800 MHz y las redes 4G en España

Publicado el 25/09/2015

Pocas veces algo como resintonizar la tele había reportado tantos beneficios. Seguramente todos recordarán cómo a principios de este año nuestros televisores empezaron a volverse locos, los canales a saltar de frecuencia en frecuencia y la guía se llenó de duplicidades, canales definitivos, provisionales y cartas de ajuste diversas hasta que finalmente y tras varias resintonizaciones la cosa quedó finalmente estable.

Este proceso, conocido como dividendo digital, tenía la finalidad de liberar banda de 800 MHz del espacio radioeléctrico, que tradicionalmente se utiliza para la emisión de TV. Para ello, las cadenas tuvieron que mudar de frecuencia la emisión de sus canales. ¿Por qué todo este trajín herciano sin ningún beneficio aparente a primera vista? Pues para evitar las interferencias que se hubieran producido tras la llegada del 4G a España.

Esta tecnología, que comenzó a implementarse en 2014 en nuestro país desde la banda de 1.800 MHz y que permite una velocidad de transmisión de datos por el aire superior a la de una conexión ADSL estándar, está en pleno proceso de expansión y extensión de su cobertura, por lo que la banda de 800 MHz nos aporta algunas ventajas términos de cobertura, rentabilidad de las infraestructuras y en definitiva, eficiencia del servicio.



Resintonizar bien vale un 4G

Según la física, las ondas electromagnéticas de baja frecuencia atraviesan los materiales con más facilidad. Esto otorga a la banda de 800 MHz bastante ventaja respecto a la de 1.800 MHz porque la señal emitida a través de ella tiene una mayor capacidad de penetración a través de paredes, muros de edificio y obstáculos de todo tipo, con lo que mejora sustancialmente la cobertura en interiores.

Además, y siguiendo con las leyes de la física, cuanto mayor es la frecuencia de una onda, menor es su longitud y es por eso que una onda de 800 MHz puede llegar más lejos (cubrir más territorio con los mismos medios) que una onda de 1.800 MHz. Esto supone poder ampliar la cobertura más rápidamente y con un mejor coste para las operadoras, por lo que ayudará a su expansión rápidamente hasta la implantación en la totalidad del territorio.

Finalmente, la banda liberada por el dividendo digital permite una mayor velocidad en general, ya que su apertura supone descongestionar el resto de bandas utilizadas por el 4G. Al tener el mismo tráfico en más espacio, la velocidad aumenta, y asimismo al aumentar la cobertura aumenta también la velocidad a la que descargamos la información.

Para poder aprovechar las ventajas que aporta la nueva banda de 800 MHz, lo único que se necesita es hacerse con un terminal compatible con la banda 20 de LTE, que es la correspondiente a la frecuencia liberada y vivir en una de las ciudades en los que dicha banda está operativa, aunque cada día que pasa la cobertura (actualmente situada entorno al 65%) va aumentando y ya no queda tan lejos el día en que podamos volar con nuestros móviles.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.



Añadir un comentario